9 cortometrajistas opinan sobre los cortos en Venezuela (Revista Vertigo)

savinellifilms en valencia
1. El cine venezolano, en lo que a largometrajes de ficción respecta y también a largos documentales, atraviesa un buen momento desde 2006, como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley de Cine. Independientemente de las dificultades que haya para exhibir los filmes, ¿cómo percibe usted el panorama en el caso de los cortometrajes? ¿Es igual de promisorio en lo que a la creatividad respecta?

Antonio Savinelli: Creo que actualmente en Venezuela a raíz de la aprobación de la Ley de Cine, los cineastas venezolanos estamos perdiendo el sentido verdadero del cortometraje: formación. Me produjo mucha sorpresa ver que en la convocatoria pasada del CNAC, había inscritos 21 proyectos de largometrajes para largometrajes de ficción en óperas primas, y 28 en cortometrajes. Lo cual evidencia que el cortometraje está siendo relegado a un segundo plano. Y muchos realizadores están obviando que justamente el género del cortometraje sirve para formarse y encontrar un estilo propio.

2. La Ley de Cine establece la obligatoriedad de exhibir cortometrajes nacionales en las salas. ¿Ha realizado alguna gestión ante las distribuidoras para lograr que esto se cumpla en el caso de sus películas? ¿Por qué? En caso de que la respuesta sea afirmativa, ¿cuáles fueron los resultados?
Antonio Savinelli: Pienso que esa ley en un plano real no es aplicable, porque el cortometraje ya tiene sus canales de distribución y exhibición. Normalmente los espectadores, cuando van a ver una película, tienen la libertad de escoger qué desean ver. Difícilmente un espectador irá a una sala de cine para ver exclusivamente un cortometraje, a menos que sea en un festival de cortos o una muestra conjunta de varios cortometrajes, que son justamente sus canales de exhibición.
3. ¿Cree que el CNAC está haciendo lo suficiente para lograr que se cumpla lo dispuesto en la ley para la exhibición de cortometrajes nacionales? ¿Cree usted que podrían hacerse más cosas?
Antonio Savinelli: Siempre se puede hacer más. Lo que podría hacer el CNAC es apoyar cada vez más propuesta de festivales, muestras de cortos, programas televisivos abocados exclusivamente al cortometraje. Potenciar de alguna manera esos canales de exhibición.
4. Héctor Palma, en Ni tan largos... ni tan cortos, y la Villa del Cine, en dos proyectos que están en producción, comienzan a explorar la fórmula de reunir varios cortos o medios en un programa de la duración habitual de un largometraje. ¿Qué le parece a usted la alternativa? ¿Tiene planes en este sentido?
Antonio Savinelli: Aun no he podido ver la película de Héctor Palma, pero pienso que el film tiene un problema de base con respecto a su duración, no termina de ser un corto ni un largo. Esto limitará enormemente su distribución porque no cumple con el estándar establecido a nivel mundial. Con respecto a propuestas conjuntas de cortometrajes, me parece que ese género está obsoleto. Justamente, una película es la visión única y homogénea. Con unidad y compenetración de las tramas. Ese tipo de alternativas resultan interesantes en casos puntuales, pero nunca como una fórmula de producción.
5. ¿Qué otras alternativas cree que existen o podrían existir para la exhibición o difusión de los cortometrajes?
Antonio Savinelli: La alternativa más fiable son los festivales nacionales e internacionales, y en esa dirección se debe apuntar, teniendo cada vez más presencia el ámbito internacional. Otra opción viable son páginas web que sirven como intermediario para agilizar las inscripciones de los cortometrajes en distintos festivales, como por ejemplo: Shortfilmdepot.
6. Debido a los constantes avances y cambios, la tecnología se ha convertido en una preocupación central para los cineastas de hoy. ¿Cuáles cree usted que son los equipos ideales en este momento para realizar un cortometraje en Venezuela? 
Antonio Savinelli: Antes de preocuparse los realizadores por los avances tecnológicos, se deben preguntar que desean contar y cómo contarlo. Luego según las necesidades narrativas, se debe escoger qué tipo de tecnología utilizar. Nunca antes, porque cada proyecto tiene necesidades distintas. Para un proyecto de bajo prepuesto, se debe tener como mínimo una cámara Minidv HD, un buen micrófono y una maleta de luces. 

Escribir comentario

Comentarios: 0
facebook savinelli films

info@savinellifilms.com

Tel. 605869030