Exitosa presentación en Chiva del cortometraje «El hombre del saco» ante más de 500 personas. (Periódico Tu Comarca)

antonio savinelli valencia
El cine teatro Astoria de Chiva ha sido testigo directo del estreno de El hombre del saco, el cortometraje de los alumnos del primer taller práctico de cine organizado por la concejalía de Cultura del consistorio local. 
El acto estuvo dividido en dos partes claramente diferenciadas, la primera de ellas reservada a las personas que han hecho posible dicho taller, es decir, el concejal de cultura, Fernando Casanova; así como el director del taller, Antonio Savinelli, junto a los alumnos de dicho taller, que fueron representados en la persona de Merche Lacalle. Todos ellos tomaron en sus respectivos discursos al cine como ejemplo de cultura y de unión entre pueblos y sobre todo unión entre personas, porque si hay algo que une a todos es el contar historias y el cine es el mejor medio para hacerlo. Merche Lacalle cerró su alocución con una poesía de Antonio Machado en la que la soledad era la protagonista, como preámbulo a la historia que previamente se iba a narrar en código cinematográfico. 
La segunda parte, obviamente estuvo dedicada al séptimo arte, es decir, al cine. Se proyectaron dos cortometrajes de la escuela de cine Off de Valencia como preámbulo al plato fuerte de la velada. Estos dos cortometrajes tenían lenguajes distintos aunque el corte de ambos era claramente intimista. Tras ellos se proyecto el film estrella de la noche, la sala que estaba abarrotada de gente esperaba impaciente para ver el resultado del trabajo que los alumnos habían desarrollado. Y por supuesto la historia que le iban a contar, ya que el nombre del corto está muy arraigado al imaginario de los niños de una cierta edad. 
Cuando aparecieron los títulos de crédito los aplausos empezaron a escucharse de manera unánime, quedando despejada la duda acerca de la calidad tanto de la historia como de las imágenes que ilustraron la misma. Cuando la gente que asistió a la puesta de largo abandonó el patio de butacas llegó el momento de inmortalizar esta sensación de felicidad que vivía el equipo.
Y que mejor medio que los abrazos, las risas y por supuesto las diversas fotografías que se hicieron de forma conjunta al cierre del evento.
ENTREVISTA
DIRECTOR DEL TALLER DE CINE DE CHIVA ANTONIO SAVINELLI
“Me ha sorprendido el apoyo del pueblo”
El cine forma parte de la vida cultural de las personas, pero no siempre conocemos todo el traba-jo que dicha forma de expresión artística conlleva. Este semanario ha tenido la oportunidad de charlar con el director de cine Antonio Savinelli, que además de tener una larga experiencia en el séptimo arte, ha sido el encargado del primer taller práctico de cine organizado en la villa de Chiva.
¿Cómo le propusieron coordinar esta iniciativa?
Llegué a Chiva gracias a Silvia González, la agente de desarrollo local del Ayuntamiento de Chiva, ella me propuso presentar el proyecto, dado que en Chiva no contaban con este tipo de actividad. Luego me entrevisté con Fernando Casanova, el concejal de Cultura y le pareció muy interesante el proyecto para la comunidad. Nos prestó el apoyo necesario y propuso empezar lo antes posible. Lo interesante fue que en Chiva era la primera vez que se realizaba un taller cinematográfico, y en nuestro caso, fue la primera vez, que impartíamos este tipo de taller en España. Así que para todos fue la primera vez.
¿Qué valoración tiene usted de esta iniciativa?
La experiencia ha sido muy gratificante e intensa. Comenzamos por desarrollar la idea y pasando por todos los pasos subsiguientes que conlleva una producción cinematográfica: guión, producción, dirección, arte, sonido, edición, etcétera. Mientras impartíamos las clases teóricas el cortometraje cobraba forma. Estábamos sujetos a fechas de entrega y esto por un lado apresuraba el tiempo creativo, pero por otra parte nos servía mucho para no dormimos en los laureles. Con respecto al grupo debo quitarme el sombrero. Jamás había encontrado un grupo con tanta iniciativa, ganas de trabajar y aprender. También con tanta humildad, calor humano y que se entendieran tan bien entre ellos. Esta fue la verdadera clave del taller. La base del cine es saber trabajar en equipo.  
Un cortometraje tiene varias etapas, ¿cuál de ellas ha sido la más compleja?
Todas las partes fueron complejas, evidentemente. Si tuviera que seleccionar una, sin lugar a dudas fue el montaje. Tuvimos que reunir todos los puntos de vista, las imágenes, los fallos que surgieron en el rodaje y acoplar todo eso, para luego darle forma y ritmo. Realmente fue difícil y por momentos pensamos que no quedaría como habíamos imaginado en, un principio. Pero gracias a la labor del grupo, las charlas, el análisis, incluso hasta las bromas logramos llegar a la meta general.
Rodar con niños y con animales es una locura. En el cortometraje El Hombre del Saco han participado ambos. ¿Dificultó esto mucho el rodaje?
No siento que estos factores hayan dificultado para nada el rodaje. La única preocupación que teníamos era que le pasara algo al canario. Con respecto a los niños, por momentos fue complejo mantener el orden, en vista de que hubo escenas donde participaron muchos niños, en pleno sol de verano y en las calles donde nos perjudica, entre otros factores, el ruido. En el caso de las escenas de los niños protagonistas todo fluyó muy fácil; y se comportaron como unos profesionales. En líneas generales se portaron muy bien, aunque a veces perdíamos un poco la paciencia cuando se dispersaban.
Se va enviar el cortometraje a algún festival. ¿Cree usted que tiene posibilidades de ganar en alguno?
Obviamente se enviará a festivales, porque es parte del recorrido que debe cumplir un cortometraje. Las opciones siempre están abiertas. Desde mi punto de vista y teniendo en cuenta la calidad del material pienso que puede ganar algún festival, aunque no pongo las manos en el fuego, porque los festivales están sujetos a tantas cosas y punto de vista, que terminan convirtiéndose en una lotería. De lo que estoy seguro es que será seleccionado en muchos, tanto por su temática como por su acabado.
¿Le sorprendió mucho la reacción del público?
Me sorprendió el apoyo del pueblo en copar la sala. Por lo que percibí, la gente lo entendió perfectamente, se emocionó con la historia y disfrutaron mucho viendo retratados los distintos lugares del pueblo. Fue una experiencia única tanto para ellos como para todos nosotros.
Tras el éxito del taller, ¿espera usted que en el futuro se hagan más proyectos de este tipo?
Por supuesto que sí, tanto este proyecto como otros relacionados con la cultura, son necesarios y vitales para las comunidades, porque muestran un rostro distinto al acostumbrado, generan un ambiente más positivo y sobretodo cuenta con idiosincrasia propia, que nos beneficia a todos. También espero que este taller sirva como incentivo, para que los alumnos del taller continúen desarrollando cortometrajes y motivando a otros. Por parte de la concejalía de Cultura espero que siga apoyando este tipo de proyectos, y por el momento tenemos que concretar las propuestas nuevas. Lo bueno es que desde el Ayuntamiento están muy animados.

Escribir comentario

Comentarios: 0