Guión de cine

guión de cine

Escribir pensando en la producción

 

La producción comienza con el guión. Las historias en contextos realistas y actuales son más fáciles de filmar en el cine de bajo presupuesto. Crear pocos personajes, pero que cada uno valga su peso en oro, pocas localizaciones, pero que den sensación de ser muchas. Hacer que la imagen absorba el dialogo, que las pausas sean igual de importantes que las acciones y recordar siempre la premisa: menos es más.

 

Guión de En la ciudad sin brújula, 2013.


Encontrar un buen profesor de guión, comprar el libro más exitoso de cómo escribir guiones, mirar los clásicos, buscar un par de amigos con criterio, armarse de paciencia, concentración, reflexión y tiempo. Escribir y reescribir hasta llegar a la décima versión.

 

Una vez asimilados estos conceptos lo más importante a la hora de escribir un guión es crear una columna vertebral sólida para que no existan fisuras dentro del planteamiento. Esta base la conforman: tema, conflicto, personajes y estructura.

 

El tema debe ser lo más cercano a la cosmovisión del guionista,  a su mundo propio y en consonancia con su entorno. Esto generará un compromiso a la hora de escribirlo y asegurará que, durante el extenso periodo de escritura, el planteamiento inicial se mantenga, al ser el tema vital del guionista.

 

El conflicto es muy importante a la hora de seleccionarlo, puesto que será el combustible para que avance la historia. Recomiendo un conflicto claro y directo, porque cualquier ambigüedad irá en detrimento del interés general. Por ejemplo: hombre busca libertad dentro de una celda.

 

Para la creación de personajes es preciso encontrar referencias cercanas que nos proporcionen verdad en sus actos, gestos y forma de expresarse, logrando así una buena construcción, tanto en profundidad como dimensión, al intentarse reproducir un personaje real y no un tópico.

 

En la estructura se debe identificar con claridad cuál es el recorrido del personaje: dónde empieza, qué le sucede, cómo los enfrenta, cómo se resuelve y cómo queda.

 

Con estos pasos, el esqueleto estaría armado, y todo lo demás será un trabajo de carpintería (no por ello menos complicado), en el cual habrá que rellenar, moldear y pulir, hasta alcanzar la ansiada décima versión de guión.

 

 

Cursos de cine, Taller de cine, Conceptos de cine, Cinematografía, Curso de cine online, Aprender Cine, Curso de producción cinematográfica, Formación audiovisual, Academia de cine, Coaching de Cine, Escuela de cine.

También puedes leer

director de fotografía
edición de cine

Escribir comentario

Comentarios: 0
facebook savinelli films

info@savinellifilms.com

Tel. 605869030