Dirección de arte

dirección de arte cine

El Director de Arte se encarga en una película de la atmósfera de un film.

 

La dirección de arte de un proyecto cinematográfico debe ser, ante todo, coherente y fidedigna con el mundo propio del film. Se deben evitar las contradicciones, exageración y protagonismo a través de la forma artística. Todo debe ir en consonancia con el espíritu estético de la película y, mientras más desapercibida pase, la dirección de arte será mejor para el resultado final.

Dirección de arte de Marina Cenacchi en el rodaje de En la ciudad sin brújula, 2014.


Un director de arte debe trabajar en consonancia con el director y director de fotografía para lograr el mejor rendimiento. Por ello es fundamental abrir una canal de comunicación que sirva para escuchar y proponer ideas, y en el cual la jerarquías pasen a un segundo plano, siempre y cuando exista el compromiso de la partes que lo importante es la calidad de largometraje y no defender sus apreciaciones personales.

 

Las reuniones previas serán las más importantes, porque definirán la atmosfera que se desea obtener a través de las texturas y colores. Y tendrán claro los tres componentes de la tríada: dirección, fotografía y arte, el planteamiento estético final.

 

A partir de este punto, el director de arte asume el mando de los otros componentes del equipo: atrezzo, maquillaje, peluquería y vestuario, y tendrá que abrir otro canal de comunicación para profundizar en el concepto y materializarlo.

 

Los problemas surgen cuando el equipo de dirección de arte se encuentra con la dura realidad de no poseer el presupuesto necesario para lograr sus objetivos. Por ello es fundamental trabajar con personas creativas y resolutivas (si nos ceñimos al bajo presupuesto).

 

En ese sentido propongo, para quien lidere el proyecto, cuatro claves que serán de utilidad para ahorrar mucho dinero sin que sea vea afectado el resultado.

 

En primer lugar: seleccionar un director de arte que posea una fuerte intuición, rico en vivencias y acostumbrado a trabajar con pocos recursos. Esto hará que tanto él como su equipo propongan soluciones creativas y sean resolutivos durante la producción.

 

En segundo lugar: encontrar localizaciones los más cercanas al concepto inicial; de esta manera, la ambientación del lugar estaría prácticamente hecha y solo hará falta corregir detalles, agregando o eliminando algunos elementos.

 

En tercer lugar: en vez de confeccionarlo, obtener vestuario ya hecho, sea prestado (en el mayor de los casos), alquilado (en situaciones puntuales) o comprado (en ocasiones excepcionales).

 

En cuarto lugar: realizar un maquillaje y peluquería de carácter naturalista,  lo más sencillo posible (siempre y cuando el guión lo permita).  Si es un película sin presupuesto lo normal es que ya venga establecida así desde la escritura del guión.

 

Por último debemos recordar que siempre hay que valorar el trabajo del equipo de dirección de arte, escuchar sus propuestas, responder a sus dudas, argumentar con claridad los desacuerdos, porque de ellos depende nada más y nada menos que la atmósfera del film, su unidad y equilibrio.

  

Gracias a su mirada se trasmiten emociones y sensaciones a través de los detalles, igual o más que aquello que resulta evidente.

 

 

Formación audiovisual, Academia de cine, Coaching de Cine, Escuela de cine, Cursos de cine, Taller de cine, Conceptos de cine, Cinematografía, Curso de cine online, Aprender Cine, Curso de producción cinematográfica.

También puedes leer

montaje cinematográfico
el director de cine

Escribir comentario

Comentarios: 0